Usar la bicicleta como medio de transporte en zona urbana puede hacerse en la actualidad sin esperar ningún tipo de intervención pública. Sin embargo, es necesario disponer de unos conocimientos que están al alcance de cualquier persona interesada en disfrutar del gran potencial que tiene este vehículo como medio de transporte.

Portada blog

Estos consejos están dirigidos a personas que conocen las normas básicas de circulación y, además, saben manejar este vehículo. El objetivo es ayudar a los ciclistas a gestionar su propia seguridad sin delegar en la vía, ni en los demás conductores, ni tampoco en las normas. Indicamos cómo tomar decisiones para condicionar el comportamiento del resto de conductores. Para conseguirlo es necesario aprender a anticiparse a los riesgos, ser visible, gestionar el espacio adecuadamente, comunicarse con el resto de conductores y comportarse de forma predecible.

DESCARGA GRATUITAMENTE EL ARCHIVO COMPLETO EN FORMATO .PDF PINCHANDO AQUÍ

Según la DGT (Accidentes de tráfico en zona urbana en España 2010, pág. 29, Ministerio del Interior, DGT, Observatorio Nacional de Seguridad Vial, Madrid, 2011), durante el 2010 en las zonas urbanas de España se dieron 1.733 colisiones entre ciclistas y otros vehículos, el 78,2 % de las mismas fueron la suma de colisiones laterales (16,17 %) y colisiones frontolaterales (62,03 %). Estos tipos de accidentes se dan en las intersecciones (entre dos calles, entre calzada y vía ciclista o entre calzada y acera) y suelen estar directamente relacionados con la ubicación del ciclista en la calle antes de sufrirlo. Por lo tanto, es realmente fácil anticiparse a las situaciones de peligro que desembocan en estos accidentes si se sigue una regla sencilla: circular por la que denominamos “ubicación de seguridad ciclista” (el centro del carril de tráfico convencional y guardando la suficiente distancia respecto al vehículo que va delante).

En las vías interurbanas la velocidad de los otros vehículos y la baja visibilidad (por ejemplo, tras una curva, etc.) hace que sea conveniente que, en la gran mayoría de los casos, los vehículos lentos circulen lo más a la derecha posible de la calzada para facilitar el adelantamiento. En cambio, en las vías urbanas la baja visibilidad se da en los laterales de la calzada debido a la gran cantidad de intersecciones, vehículos estacionados, mobiliario urbano, etc, que hay a los lados. Por este motivo, circular por la parte central del carril de la calzada es más seguro que circular pegado a la derecha o que circular por un carril bici o una acera bici (también ubicados a la derecha de la calzada). En el centro del carril de la calzada se es más visible y se tiene mayor visibilidad, nos anticipamos a los riesgos de colisión. El temido alcance por detrás debido a circular por el centro del carril de la calzada en zona urbana (es decir, el temido accidente ocasionado por la diferencia de velocidad entre la bici y el resto de vehículos) es muy difícil que ocurra, lo cual es muy lógico, pues el ciclista está ubicado en el centro del campo visual del conductor que le sigue y es visto desde cientos de metros atrás.

© Todos los derechos reservados Jordi Tatay. Granada, 2014

DESCARGA GRATUITAMENTE EL ARCHIVO COMPLETO EN FORMATO .PDF PINCHANDO AQUÍ

Consejos para evitar colisones con la bicicleta en zona urbana by biciescuelagranada

En la Avenida de París. Lo mejor, la piruleta azul de obligación.

COPIADO DE: Oficina de la Bici de Granada (6 de agosto de 2014)

Durante los últimos meses el Ayuntamiento de Granada está tomando algunas decisiones que influyen directa e indirectamente sobre la conducción de la bicicleta en la ciudad.

La primera y más destacada de ellas fue que rectificara y, finalmente, mantenga el derecho de los ciclistas a circular como un vehículo más por la calzada de Gran Vía y Reyes Católicos. Evidentemente, esta decisión fue tomada tras la movilización de los ciclistas de la ciudad contra la amenaza de prohibirnos el paso por dichas calles y también tras la movilización ciclista contra la alternativa de encerrarnos en un carril bici en Gran Vía. Finalmente, los ciclistas (excepto Granada al Pedal que apoyaba la ratonera para ciclistas en Gran Vía) conseguimos mantener nuestro derecho a circular libremente por estas calles.

La segunda decisión importante del Ayuntamiento ha sido no planificar ningún carril bici en el centro de la ciudad de Granada, en contra de lo previsto en su propio Plan de Movilidad Urbana Sostenible y en el Plan Andaluz de la Bici de la Consejería de Fomento. Con este logro, junto con el de no hacer el carril bici de Gran Vía, se reconoce institucionalmente la multiplicación de los riesgos que genera un carril bici en la ciudad.

En tercer lugar, el Ayuntamiento ha iniciado la señalización de las calles del centro de la ciudad como zonas 30, 20 y 10 (es decir, como velocidades máximas de circulación) aunque, si bien es cierto, en dichas calles ya se circulaba, normalmente, por debajo de estas velocidades debido a la propia fisonomía de las mismas. Sin embargo, resulta una medida legal óptima para aquellas calles estrechas donde mayor conflicto puede generarse entre ciclistas y otros vehículos que, si las circunstancias del tráfico lo permiten, estos últimos podrían alcanzar mayor velocidad que el ciclista y, sin embargo, no hay espacio suficiente para adelantarle con garantías de seguridad. En cualquier caso, no podemos reconocer esta medida como estrictamente en favor de la seguridad de los ciclistas, pues sabemos que en las zonas urbanas de España durante 2010 (DGT, Accidentes de tráfico en zona urbana en España 2010, página 29, Ministerio del Interior, Dirección General de Tráfico, Observatorio Nacional de Seguridad Vial, Madrid, 2011.) se dieron 1.733 colisiones entre ciclistas y otros vehículos, el 78,2 % de las mismas fueron la suma de colisiones laterales (16,17 %) y colisiones frontolaterales (62,03 %). Es decir, dichos accidentes se dan en las intersecciones (entre dos calles, entre calzada y vía ciclista o entre calzada y acera) y suelen seguir un mismo patrón, por lo es realmente fácil anticiparse a ellos antes de que ocurran si se siguen unas reglas sencillas: circular por el centro del carril de la calzada. En definitiva, aunque la calle tenga límite 30 Km/h si el ciclista no sabe gestionar adecuadamente su espacio fácilmente podrá tener una colisión por no ubicarse en el lugar donde puede anticiparse a los riesgos, ser visible y tener visibilidad.

Por último, hace unos meses el Ayuntamiento anunció la instalación de aparcabicis inservibles para amarrar en la calle tan solo la rueda delantera de la bici. Ante este gasto innecesario describimos los aspectos negativos de este tipo de intervención y sugerimos en su lugar los que tienen forma de U y colocados en la propia calzada. Aunque, en cualquier caso, la propia ordenanza municipal permite el amarre de la bicicleta en cualquier mobiliario urbano (mientras no moleste el paso de peatones y vehículos). Y, aunque, realmente lo necesario es un aparcamiento para bicicletas contra el robo, el vandalismo y la intemperie (por ejemplo, en forma de jaula como ya los hay en algunos edificios de la ciudad). El pasado 5 de agosto, el Ayuntamiento rectificó y tomó algunas de nuestra sugerencias: los aparcabicis que colocará serán en forma de U invertida y en la propia calzada.

En definitiva, tenemos que reconocer que el Ayuntamiento ha ido orientando con mejor acierto sus decisiones acerca de la bicicleta aunque todavía les falta apostar por la autonomía ciclista infantil erradicando sus actuales cursos de incapacitación ciclista, así como apostar decididamente por la formación de los ciclistas adultos para que sean autónomos durante su conducción en la calzada de la ciudad, así como, corregir la invasión ciclista de las aceras provocada por las pasadas políticas que apostaron por la construcción de aceras bici y carriles bici.

Todavía falta por cerrar definitivamente el Plan de la Bici en Granada y su área metropolitana que, en este caso, también depende de la Consejería de Fomento. Hasta ahora conocemos que se pretende seguir con incrementar los kilómetros de los inservibles carriles bici del área metropolitana. Esperemos que en este campo ambas administraciones apuesten por la oportunidad en lugar de por el conflicto (peatón/ciclista) y escuchen las sugerencias que Biciescuela Granada, Ecologistas en Acción y Salvemos la Vega hicieron para el Plan de la Bici en Granada.

MAPAS DEL INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL:

Para organizar tus excursiones o viajes en bici te recomendamos el uso de la cartografía pública y gratuita del Ministerio de Defensa que puedes encontrar pinchando AQUÍ.

Para realizar la descarga del mapa que te interese tienes que registrarte previamente en la web mencionada. Una vez estés registrado e introduzcas tu usuario y contraseña, se te abrirá una página. En la parte izquierda de esta página hay un menú desplegable para elegir el tipo de mapa que te interese (en este caso, recomendamos el MTN 25 ráster -mapa escala 1:25.000- ó MTN 50 ráster -mapa escala 1:50.000-).

En la parte central de la página hay otro menú desplegable desde el que puedes hacer la búsqueda de la zona que te interese a partir del nombre del municipio, la provincia, la autonomía, etc. Pero para esta búsqueda aconsejamos que es mejor que uses el espacio en blanco que hay a la derecha de la misma página. Para hacer uso de este espacio necesitarás saber previamente el número de la cuadrícula que te interese de la geografía del estado español. Para saber el número en el cual se encuentra el lugar que te interesa debes mirar el mapa donde aparecen los números de estas divisiones geográficas. Este mapa puedes encontrarlo pinchando AQUÍ.

Una vez introducidos los datos del mapa que deseas pincha en BUSCAR y obtendrás un listado de archivos (que varía en número dependiendo del mapa -MTN50 ó MTN25-). La descarga de estos archivos es gratuita pero tendrás que aceptar una licencia para su uso no comercial y rellenar una pequeña encuesta, si lo deseas. De los archivos resultantes el que te interesa es el de formato .zip que, una vez descomprimido, resultará un archivo .jpg (el mapa) y otros sobre la leyenda del mapa.


Excelente trabajo el que lleva realizando desde hace 20 años la policía municipal en Ávila. Y se nota, es una ciudad pequeña con apenas 60 000 habitantes que ha conseguido seguir siendo amable, a pesar de sus polígonos, y las grandes avenidas inherentes a ellos. Lo mejor es que su trafico se regula perfectamente con sólo cuatro grupos de semáforos en toda la ciudad.

Inventario de las vías ciclistas de Granada y su área metropolitana by biciescuelagranada