TEXTO COPIADO DE enbicialtrabajo.wordpress.com (10 abril 2014)

Autonomía, la palabra clave. Ser capaz, tener las herramientas necesarias para desenvolverse el entorno, comunicarse con los demás, ser visible, señalizar, gestionar el espacio propio, gestionar la propia seguridad…. Un ciclista autónomo, fomenta la seguridad, es un ciclista seguro.

A continuación os mostramos la intervención realizada el 12 de noviembre de 2013 del psicopedagogo, pensador e ilustrador italiano Francesco Tonucci, protagonista de una mesa redonda en Matadero sobre el programa europeo STARS que se está empezando a aplicar en unos cuantos centros escolares de Madrid.

Hace dos o tres décadas los propios ciclistas organizados iniciaron las líneas de promoción de la bicicleta mediante la reivindicación de vías especiales específicas para ciclistas, es decir, “sobreprotegiendo” al ciclista que ni siquiera existía y sin considerar que su inexsitencia se debía más bien a un factor cultural y no a una falta de vía para circular, pues ahí estaban las calles. Para conseguir tal objetivo se exageró la peligrosidad de circular en bici por la ciudad fomentando el miedo y la dependencia. Esta dependencia no era solo hacia estas infraestructuras, sino también hacia los políticos y técnicos que decidían dónde y cómo hacerlas, incluso la dependencia hacia esos que se habían autoprocalmado representantes y defensores de los intereses de los ciclistas urbanos. Podemos pensar, incluso, que tal reivinidicación pecaba de falta de autoestima, pues la vía deseada ni siquiera cumplía con los requisitos necesarios para conducir la bicicleta bajo los parámetros de la conducción segura de la bicicleta. En definitiva, llevaron a cabo una práctica completamente contraria a la promoción de la autonomía de la persona, tratando a los posibles ciclistas como si fueran seres incapaces de desenvolverse por su propia ciudad, como si se tratara de auténticos “inválidos”. Por desgracia, actualmente, la gran parte de las asociaciones de ciclistas urbanos todavía sigue llevando a cabo esta práctica, aunque ahora estas vías especiales (por cierto, estrechas, sin distancias laterales de seguridad, anómalas en las intersecciones, etc.) las solicitan solo en aquellas arterias de la ciudad donde hay mucho tráfico y la velocidad máxima permitida es 50Km/h, lugares donde también son innecesarias para un ciclista autónomo que puede gestionar su propia seguridad en la calzada. Ahora que ya se han consumado dichas políticas podemos ver el resultado: en algunas ciudades se ha incrementado el número de ciclitas, pero ciclistas incapaces y miedosos que se “refugian” en las aceras o circulan generalizando la conducta arriesgada que fomenta el carril bici, es decir, circulando por el extremo derecho de la calzada.

En un país donde no ha habido tradición sobre la formación de la conducción de la bicicleta, encontramos a numerosos adultos que aún sabiendo montar en bici, desconocen cómo conducirla en la ciudad con autonomía y seguridad, tienen miedo, etc. y acaban teniendo malas experiencias, invadiendo la acera o dejando la bici en casa. Por este motivo, un pilar fundamental de la promoción del uso de la bicicleta como medio de transporte es contribuir a la construcción de la autonomía personal de los adultos, pero sobretodo de los niños para evitar los miedos que atenazan a la población adulta que no ha tenido la oportunidad de aprender a ser autónomo con la bicicleta.

Desde que se introdujo la educación vial como un tema transversal en la educación han sido muchos los colegios e institutos que, en colaboración con los ayuntamientos, han intentado impartirla a través de la policía local. Comenzaron con simples visitas para impartir charlas y repartir folletos informativos. Más tarde, derivaron en jornadas más largas y completas en donde, además, se añaden clases prácticas desarrolladas en circuitos cerrados. En numerosas ocasiones dichas sesiones prácticas se han llevado a cabo por asociaciones de ciclistas urbanos acompañándolas de un programa de concienciación medioambiental. Sin embargo, ninguno de estos métodos han servido para lograr que el alumnado adquiera el hábito de usar la bicicleta como medio de transporte de forma autónoma y segura. En nuestra ciudad, por ejemplo, se han venido realizando por Granada al Pedal que cuenta, en los últimos años, con el apoyo institucional del Ayuntamiento de Granada. En este último caso, no solo no han servido para contribuir al desarrollo de la autonomía personal de los niños, sino que refuerzan el sentido de la incapacidad y de la dependencia.

“La necesidad de tener siempre el control directo de los adultos impide a los niños vivir experiencias fundamentales como explorar, descubrir, la aventura, la sorpresa, superando progresivamente los riesgos necesarios. La imposibilidad de probar estas emociones y de construir estos conocimientos crea graves lagunas en la construcción de una personalidad adulta, en las reglas de comportamiento, de conocimiento y de defensa.” (TONUCCI, F. http://www.lacittadeibambini.org)

 

Mujer circulando en bici por la ubicación de seguridad ciclista

Mujer circulando en bici por la ubicación de seguridad ciclista

Programa número 12 de Autonomía Ciclista que se emite durante todo el mes de abril del año 2014 (en Radio Almaina -107.1 FM Granada- y en Radio Bronka -104.5 FM Barcelona-) y que está dedicado a la ubicación de seguridad ciclista, uno de los capítulos más importantes del Manual de Conducción de la Bicicleta publicado por Biciescuela Granada en el año 2013. Nos acompañará una selección de temas del grupo californiano Blue Cheer grabados durante el año 1968 correspondientes a sus álbumes Vincebus Eruptum y Outsideinside.

PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA PINCHA AQUÍ

Dona Fúnfia from Margarida Madeira on Vimeo.
 

 

TEXTO PUBLICADO POR ANA MONTALBÁN EN EL BLOG DE LA ASOCIACIÓN CAMINA GRANADA (30 marzo 2014)

Una semana después de nuestro viaje a Zaragoza para participar en el Tercer Encuentro del Foro Andando recogemos aquí algunas de las reflexiones que allí se produjeron. Unas de ellas son citas más o menos textuales de los asistentes al foro; otras (en cursiva) son reflexiones propias surgidas a partir de las palabras o de las imágenes de otros. Espero que estos apuntes despierten el pensamiento crítico de quienes puedan leerlos.

foro andando 2014

En el debate sobre la movilidad es necesario ampliar el concepto de “peatón” a “ciudadano”.

Se ha avanzado mucho en muy poco tiempo: hace sólo unas pocas décadas el atasco era el símbolo de una ciudad viva.

En ciertos lugares y en ciertos grupos sociales esto no ha cambiado: existen aún asociaciones de comerciantes que relacionan mayor densidad de tráfico motorizado con mayores ventas.

 publicidad leganés

Otras formas de hacer ciudad, como el “espacio compartido” de la escuela de Hans Monderman, implica una nueva percepción de nuestras calles y del riesgo.

Estas experiencias de espacio compartido, que básicamente consisten en eliminar señales y semáforos, pueden resultar ventajosas en entornos en los que quieran implementarse medidas de pacificación del tráfico, ya que, al no depender nuestra seguridad de un sólo estímulo, como es un semáforo, requieren una reducción de la velocidad y un aumento de la atención y el respeto.

Recomendaciones bibliográficas:  La ciudad peatonal, de Peter Paulhan (1981, Gustavo Gili). Y también, Todo lo que era sólido, de Antonio Muñoz Molina (2013, Seix Barral).

Compartir coche: una iniciativa para reducir emisiones a la atmósfera. Menos Humos es un ejemplo promovido por el Gobierno de Aragón para poner en contacto a gente que hace los mismos recorridos en coche.

La “movilidad obligada”, entre la que se encuentra la movilidad laboral, no es suficientemente atendida: escasean los autobuses de empresa y los polígonos industriales no entran dentro del ámbito de actuación de los planes de movilidad porque éstos no siempre pertenecen a su área de actuación.

Frente a los consejos de la DGT, “No juegues en la calle, puedes molestar a los demás peatones“, una ciudad es tanto mejor cuanto más espacios existan en los que los niños puedan jugar libremente.

Pontevedra, ejemplo de Ciudad 30.

Conflicto peatón-ciclista: ¿existe realmente o es un mecanismo para desviar la atención de la gran cantidad de espacio público que se destina al coche?

El conflicto es algo inherente al espacio público. Sea entre ciclistas y coches,  peatones y conductores, la solución no está tanto en las infraestructuras como en el respecto y el sentido común.  

Empatizar con quienes se desplazan de otra forma es la manera más sencilla, y quizás más eficaz, de establecer alianzas.

El coche no es bueno ni malo, es una herramienta.

Es innegable que el coche genera una huella ecológica inmensamente mayor que pedalear o caminar.

Las bici-aceras  no son admisibles porque generan una falsa seguridad al ciclista, especialmente peligrosa cuando pretenden utilizarse como una infraestructura por la que la bici puede desarrollar velocidades para ser eficaz como medio de transporte.

La ley y las ordenanzas tienen que ser claras: la bicicleta es un vehículo y no puede circular por las aceras. Las excepciones sólo dan pie a la confusión.

El pacto por las Ciudades 30 es un pacto por la salud, el medio ambiente y la calidad de vida.

Desde los años 60 el automóvil, y no las personas, ha sido el principal condicionante de la planificación urbana. Hoy día es necesario una nueva jerarquía en la prioridad de uso del espacio público: peatón -  bici – transporte público – coche.

piramide

Invertir en proximidad es mejor que invertir en medios de transporte sostenibles.

La proximidad y la calidad del espacio público para caminar, jugar, relacionarse, o simplemente estar,  tienen que ser ahora los criterios claves en la planificación urbana y territorial y en el diseño del espacio público.

Tráfico induce tráfico.

Uno de los principales objetivos de los Caminos Escolares Seguros  es la conquista de autonomía por parte de niños y niñas; cuanta mayor es su autonomía, mayor es su capacidad de aprendizaje y de socialización.

Los niños y niñas que llegan al colegio por medios activos (caminando, andando…) llegan más relajados y alcanzan mayor capacidad de concentración en las primeras horas.

Caminar al cole es un medio para el aprendizaje.

Nuestras calles y plazas merecen diseños más creativos y más atractivos. Las soluciones estandarizadas que priman la vista por encima del resto de los sentidos atrofian nuestra capacidad de percibir y de experimentar sensaciones y anulan las posibilidades del espacio público como medio de aprendizaje. ¿Por qué no hay más diversidad de materiales, texturas y formas en nuestras calles? ¿Por qué en las ciudades apenas es posible caminar sobre pavimentos como hierba, grava o tierra, que, además de permitir un mejor drenaje, estimulan nuestros pies de manera diferente?

Toulouse, a espaldas de la Plaza MayorToulouse, a espaldas de la Plaza Mayor

Es necesario cambiar el concepto de la participación: los ciudadanos no pueden ser meros espectadores, a quienes se les enseñan los planes para que los aplaudan o los repudien.

Por nuestra parte, aquí lo dejamos hasta nuestro próximo post “Bítácora desde Zaragoza”; Os animamos a sumar reflexiones mediante vuestros comentarios. Gracias a Acera Peatonal, Red de Ciudades que Caminan, Peatones de Sevilla, A Pie, A Pata, José Francisco del Cid, Julián Escalero y todos los demás participantes por hacer posible este encuentro.

 

Natalia Goncharova

Oil on canvas, 78×105 cm. The Russian Museum, St.Petersburg.

Acera Peatonal presenta un Protocolo para guiar a los peatones atropellados por cicleatones y carrilbicistas

Zaragoza 10/01/2014

El Servicio Jurídico de Acera Peatonal ha creado un protocolo de actuación para los viandantes que son atropellados por bicicletas. Recomendamos mantener la calma, identificar al ciclista y denunciarlo tanto a la Policía como en el hospital, para visibilizar esta problemática. En caso de sufrir lesiones, nuestro Servicio Jurídico asesorará a los afectados para realizar la correspondiente denuncia.

 

Fernando Navarro, presidente de la asociación, explica nuestros objetivos a los medios

El incremento en el número de personas que utilizan la bicicleta para desplazarse por Zaragoza, y el gran número de ciclistas que de forma irregular circulan por las aceras, ha provocado un aumento de los accidentes entre peatones y ciclistas, cuando estos últimos incumplen la Ordenanza y circulan por las aceras.

La asociación Acera Peatonal nació en 2013 con el objetivo de denunciar esta problemática y el viernes 10 de enero hemos presentado ante los medios y la sociedad aragonesa un PROTOCOLO de actuación para los viandantes que sufren un incidente de este tipo.

El presidente de la organización, Fernando Navarro, ha descrito los puntos esenciales de este protocolo: “Lo primero que debemos hacer es mantener la calma, porque hay gente que se pone muy nerviosa y no queremos violencia. Lo segundo, tratar de identificar al ciclista, pedirle amablemente que espere. Si lo conseguimos, perfecto. Lo tercero, llamar a Policía Local, al 092, porque tiene que hacer un atestado. Lo siguiente, si ha habido lesiones, es ir al hospital, y allí hay que hacer hincapié en que ha sido por el atropello de un ciclista, porque así el hospital vuelve a informar de ello a la Policía”.

José Ramón González Barriga, abogado de la asociación, ha recordado que si no se consigue la identificación del ciclista en el momento del accidente, ha de localizarse a “los posibles testigos y que estos permanezcan hasta que la Policía Local levante el correspondiente atestado”. Al día siguiente “hay que ir al lugar del accidente y tratar de localizar al ciclistas, y preguntar en comercios cercanos para tratar de identificarlo”. Si esto no fuese posible, se podrán pedir diligencias identificatorias al formular la denuncia, ha indicado González Barriga.

José Ramón González Barriga, abogado de la Acera Peatonal, explica el PROTOCOLO

Fernando Navarro ha recordado que las víctimas disponen de un plazo de seis meses para denunciar los hechos y que en el Servicio Jurídico de Acera Peatonal pueden ser asesorados sobre todos los trámites. La asociación considera fundamental que se informe al Ayuntamiento y a la Policía de estos accidentes, para demostrar que esta clase de accidentes ocurre con frecuencia y es necesario hacer que se cumplan las ordenanzas de circulación.

El abogado González Barriga ha informado que desde Acera Peatonal pueden facilitar los modelos necesarios para estos trámites a los interesados. Para poder acceder a los mismos deben remitir un correo electrónico a acerapeatonal@gmail.com

Si se trata de un incidente menor, Acera Peatonal recomienda que se ponga en conocimiento de la Policía Local y del Ayuntamiento, para que estos puedan conocer esta realidad y tomar las acciones necesarias para prevenir futuros accidentes. Igualmente proporcionamos a los interesados los modelos para realizar estas reclamaciones, enviando un correo a acerapeatonal@gmail.com

Puntos negros en Zaragoza

La asociación Acera Peatonal está elaborando actualmente una serie de informes técnicos sobre las zonas de Zaragoza en las que existe más “conflictividad” entre ciclistas y peatones. Algunos de estos puntos negros son la calle don Jaime, el paseo Echegaray y Caballero, el puente de la Almozara, la calle Delicias y el entorno del hospital Miguel Servet.

En este último punto, en la calle del Servet, María Ángeles Torres sufrió un accidente hace unos meses: “Yo iba tranquilamente por la acera cuando noté un gran impacto. Era un chico joven, alto y fuerte, con una bicicleta de montaña, que llegaba tarde a trabajar. Me tiró al suelo, el bolso salió volando y ya no encontré las cosas, y tuvieron que atenderme en urgencias”.

María Ángeles tuvo problemas para denunciar los hechos al principio, ya que asegura que desde la Policía Local le indicaron que no era necesario. Sin embargo, acudió a un abogado e insistió, y finalmente ha obtenido una indemnización del joven que la atropelló. Como dijo ella “me ha quedado la secuela del miedo. Veo una bicicleta y me hecho a temblar”

María Ángeles (hablando al micrófono de Aragon TV) y Joaquina relataron sus atropellos

Joaquina fue atropellada en la marquesina del autobús situada en la Plaza de Aragón. La acera bici sugerida trazada por el Ayuntamiento discurre por detrás de la marquesina, y aunque los ciclistas tienen una señal de ceda el paso pintada en el suelo, cuando Joaquina salió tras bajar del autobús un ciclista la embistió. El impacto fue tremendo y Joaquina cayó al suelo, fracturándose el húmero. Como denunció Joaquina, juntar a peatones y ciclistas en una acera es una barbaridad que conlleva accidentes como el que ella sufrió.

Su testimonio ha sido fundamental para hacer visible esta absurda situación que supone que un peatón sea atropellada EN LA ACERA POR UN CICLISTA. Gracias a las dos, y ánimo en vuestra recuperación.

Acera Peatonal se opuso rotundamente hace un año al pintado de la acera bici sugerida, apoyándose en la opinión de técnicos de movilidad, expertos en uso urbano de bicicletas y colectivos ciclistas, que coincidieron en indicar que la calzada de Independencia es la CALZADA IDEAL, al estar pacificada a 30 km/h¸ no tener incorporaciones ni curvas, tener un firme perfecto y hasta 8 semáforos que impiden lograr velocidades altas a los automóviles.

La circulación ciclista en Independencia es especialmente conflictiva, y recientemente el Colectivo Pedalea en su informe sobre 2013 lo ha calificado de “muy insatisfactorio” tanto para ciclistas como para peatones. Acera Peatonal va a continuar denunciando este ataque al principal PASEO de la ciudad, exigiendo la eliminación de la acera bici sugerida. La promoción de la bicicleta, tan beneficiosa en muchos aspectos, NUNCA se puede hacer a costa de los peatones.

Proyectos para 2014

La asociación Acera Peatonal tiene como objetivo “conseguir recuperar para los peatones las aceras de Zaragoza, porque a raíz de la explosión del uso de la bicicleta, muchos ciclistas, de forma irregular y equivocada, han decidido que su sitio para circular es la acera”. Así lo ha explicado el presidente de la organización, Fernando Navarro, quien afirma también que “Zaragoza es un ejemplo en cuanto al gran número de bicicletas para otras ciudades de España y tenemos que ser un ejemplo en cuanto a lo bien que se usan esas bicicletas”.

Desde nuestro nacimiento en julio de 2013, la entidad ha trasladado su preocupación a Policía Local, grupos políticos, técnicos del Ayuntamiento, colectivos ciclistas, asociaciones de vecinos y de personas con discapacidad, y se ha dado a conocer en las redes sociales, donde se nos puede encontrar en facebook.com/acerapeatonal, acerapeatonal.blogspot.com, youtube.com/acerapeatonal y @AceraPeatonal.

En septiembre 2013 Acera Peatonal reclamó aceras sin bicis 

Para el año que comienza, hemos elaborado un plan de trabajo que comienza con la elaboración de este protocolo de actuación pero incluye también la puesta en funcionamiento de un teléfono de Atención al Peatón, la organización del encuentro nacional de ANDANDO (que agrupa a las asociaciones peatonales de España) y una serie de acciones a pie de calle.

2014 va a ser el año de la recuperación de las aceras, si contamos con vuestra ayuda, la de cada uno. Podéis poneros en contacto en el correo acerapeatonal@gmail.com

Agradecemos la masiva presencia de los medios de comunicación, prensa, radio y televisión, que una vez más nos habéis ayudado a todos los vecinos de Zaragoza.

Protocolo en caso de atropello por ciclista NO identificado

Protocolo en caso de atropello por ciclista identificado

Protocolo en caso de incidente con ciclista

Visto en: http://acerapeatonal.blogspot.ch/2014/01/protocolo-de-actuacion-para-peatones.html